HISTORIA DE LA ESCUELA

Hablar de la historia de la Escuela Técnica N°: 25 “Tte. 1° de Artillería FRAY LUIS BELTRAN” es remontarnos muchos años atrás. Siendo Presidente de la Nación Domingo Faustino SARMIENTO se adquieren los terrenos del predio limitado por las actuales calles México, Saavedra y las Avenidas Independencia y Jujuy, aún angosta, para edificar allí las instalaciones del Asilo de Huérfanos Gral. JOSE DE SAN MARTIN dependiente de la Sociedad de Beneficencia de Buenos Aires.

En 1891 Don Rafael VIDELA DORNA, pide a la Sociedad de Beneficencia, autorización para costear las instalaciones destinadas a alumnos ciegos que se hallaban bajo la protección de la entidad benéfica, en un sector del predio del Asilo, existiendo documentos originales en poder de la Comisión de Asuntos Históricos de la Escuela.

En el ala norte de la manzana se encontraban las instalaciones del Asilo, con aulas donde los pupilos recibían la instrucción primaria cuya entrada se encontraba la calle México n° 2650.-En la mitad de cuadra se ingresaba al Asilo atravesando un zaguán que conducía a el patio octogonal, con galería sostenida por columnas en cuyo centro se hallaba una fuente muy particular construida en mármol de Carrara, similar a la que se encuentra en uno de los patios de la Casa de Gobierno.


De pie frente al patio, de espaldas a la calle México, sobre la mano derecha, se hallaba la Capilla, con un púlpito réplica exacta de el que se encuentra en la Parroquia de San Cristóbal original del siglo XIX, tallado por finos ebanistas italianos.

A mano derecha, en la esquina de las calles México y Jujuy se hallaba el Hogar de Tránsito. Las habitaciones eran ocupadas por los jóvenes mayores de dieciocho años, les daban almuerzo y cena, hasta que conseguían cierta estabilidad laboral y podían alquilar una pieza. Muchos, a veces, tenían algún familiar, amigo o compañeros con quienes compartían la vivienda, colaborando con los gastos.

Atravesando el patio octogonal se sucedían habitaciones, patios y galerías desembocando en un espacio abierto con una gruta, dedicada posiblemente a la Virgen de LOURDES, bajo la frondosa sombra de un sauce llorón.

Todas las dependencias de la vieja Escuela se comunicaban con el Asilo y en su interior un complejo sistema de calles adoquinadas unían los diferentes pabellones y secciones.

COCINA

Interior de la cocina del Asilo. (Actualmente todavía en uso en la Cantina de la Escuela)

En el ala sur con entrada por la calle Saavedra n°: 749, existía una placa de bronce donde se mencionaba a las Damas de la Sociedad de Beneficencia de la Capital; en la recepción se había grandes vitrinas, donde se hallaban antiguas hormas y modelos de zapatos, verdadero exhibidor para aquellos curiosos que visitaban el Asilo y la Escuela anexa. Allí se encontraban los talleres, vestuarios, comedores, depósitos, etc. Sobre la actual avenida Jujuy, había un Salón de Actos y una pileta de natación donde los internos aprendían a nadar.

Durante el proceso de investigación, la Comisión de asuntos históricos encontró documentación, fotografías y relatos orales de la panadería que funcionaba anexa al Asilo, sobre la avenida Independencia 2625 y abastecía de pan a todas las entidades que dependían de la Asistencia Pública. El horno era para ese entonces, uno de los más modernos de la Capital y de toda Sudamérica, probablemente por el tamaño de su cuadra y funcionaba a leña. Luego de preparar el amasijo en las grandes bateas, se horneaba y a partir de las siete de la mañana salía el pan crocante y calentito, en los canastos rumbo al Asilo constituyendo el desayuno de los niños que allí se albergaban , junto con la leche recién ordeñada traída de los tambos vecinos.

En los primeros años del siglo, los monjes de la orden de San Camilo dirigían el Asilo, éste estaba dividido en dos sectores, uno para los alumnos más chicos; que eran trasladados del Hogar RIGLOS, ubicado en la Provincia de Buenos Aires; (cursaban estudios primarios de 1° a 6° grado), y otro para los más grandes. El secundario no existía; cuando el alumno internado terminaba 6° grado, pasaba automáticamente a los talleres.

LA PANADERÍA

En primer plano podemos ver al Maestro Juan Crespi quien se jubilara en 1996

Había talleres de carpintería, herrería, zapatería y encuadernación. El trabajo de los alumnos se realizaba bajo la atenta mirada de los monjes y de los maestros especializados. Funcionaban tres horas y media por la mañana y tres horas y media por la tarde. Los alumnos recibían algunas monedas para sus gastos, cuya cantidad dependía del buen comportamiento y del trabajo que realizaban. Con ese dinero los internados se compraban para el fin de semana, factura, dulces y manteca, que acompañaban la mateada.

La dirección de la Escuela pasó más tarde a la orden de los Salesianos. Estos le dieron un gran impulso a las actividades relacionadas con el estudio y el trabajo en los talleres. Trajeron maestros especializados, muchos de los cuales eran de la Congregación.

Cada alumno tenía un número de orden, una vez por semana le cambiaban la muda de ropa. Cuentan ex alumnos de aquella época que la disciplina era muy estricta, existiendo un sistema de premios y castigos, a tal punto que en un sector del Asilo existía un “cuarto de reclusión” destinado a los internados que no cumplían con sus labores o tenían mala conducta.

Una vez por año se festejaba el aniversario de Bernardino RIVADAVIA, el Asilo tenía una banda de música, integrada por los mismos alumnos, ese día marchaban por la actual avenida Jujuy hasta la Plaza Once de Setiembre, lugar donde se encuentra el Mausoleo con sus restos.

Lo que se producía en los talleres, era subastado una vez al año y en su mayoría lo adquirían los miembros de la Sociedad de Beneficencia, sin embargo en la búsqueda de información hemos encontrado planos del taller de herrería, que datan del año 1938, donde se forjaron las rejas y piezas de hierro destinados a ornamentar el Colegio Salesiano PIO IX.

Mas allá de los altos y enrejados ventanales del Asilo el país iba cambiando. En 1946 accede a la primera magistratura de la Nación Juan Domingo PERON y mediante Decreto del Poder Ejecutivo, en el marco de la Ley 12.921, el 4 de junio de 1947, se firma un convenio entre la Sociedad de Beneficencia de la Capital y la Comisión Nacional de Aprendizaje y Orientación Profesional por el cual se “...transferían a la segunda, sin cargo alguno, los talleres de zapatería, carpintería, mecánica, herrería, artes gráficas (imprenta y encuadernación) y la Panadería instalados en el Hogar de Huérfanos de la Sociedad de Beneficencia de la Capital, sita en la calle México 2650 con toda la maquinaria e implementos respectivos...” (Acta de Transferencia suscrita entre el Dr. A. MENDEZ SAN MARTIN, interventor de la Sociedad de Beneficencia de la Capital y el Tte. Cnel. J. CASTRO por la Comisión Nacional de Aprendizaje y Orientación Profesional de fecha 4 de junio de 1947)

La comisión Nacional de Aprendizaje y Orientación Profesional, dependiente de la Secretaría de Trabajo y Previsión “...aceptaba dicha transferencia y se comprometía a mantener en funcionamiento los referidos talleres de acuerdo a la estructura y organización técnica que corresponda según lo dispuesto por la Ley 12921, para el establecimiento de escuelas y cursos de aprendizaje, dando preferencia en la enseñanza a los alumnos del Hogar de huérfanos(...) se comprometía igualmente a instalar en el establecimiento que la Sociedad de Beneficencia de la Capital construía en la localidad de Monte Dorrego, San Justo, Partido de La Matanza en la provincia de Buenos Aires, una Escuela fábrica con las maquinarias de talleres de igual tenor y la Panadería, bajo un régimen de enseñanza y producción conforme a los términos del artículo 17°de la Ley antes citada y sin cargo alguno para la Sociedad de Beneficencia..” (Ob. Cit. )

Las actividades en la escuela comenzaron el 2 de abril de 1948, y de acuerdo al Acta de inspección N° 3 realizada por el Sr. José VARELA el día 5 de agosto de ese mismo año, la escuela contaba con un total de 319 alumnos, los que cursaban el primer año de las especialidades: Mecánica, la más solicitada ya que contaba con cuatro divisiones, Artes Gráficas dos divisiones, Carpintería y Zapatería.

TALLER

Esta foto data aproximadamente de 1950

En relación al nivel de enseñanza el Sr. Inspector hace constar: “...las carpetas de apuntes de los alumnos deben ser corregidas por el profesor mensualmente... los alumnos externos en general han aprovechado la enseñanza, en cambio los que pertenecen al Asilo se encuentran atrasados, porque las enseñanza primaria ha sido muy dispar...” (Acta de Inspección N° 3 del 5-8-1948)

La hoy Escuela Municipal de Ense ñanza Técnica N°: 25, fue creada el 4 de junio de 1947 con el nombre de Escuela Fábrica de la Nación N°: 4 FRAY LUIS BELTRAN dependiendo de la Secretaría de Trabajo y Previsión. Su funcionamiento se inició el 1° de abril de 1948. Posteriormente pasó a depender de la ex Comisión Nacional de Aprendizaje y Orientación Profesional y el 25 de abril de 1960 se hizo cargo el Consejo Nacional de Educación Técnica (CONET).

Se adaptaron entonces las instalaciones a las nuevas circunstancias, modificando los viejos edificios y construyendo algunas dependencias más modernas.

Desde su creación hasta el año 1961 se la denominó Escuela Fábrica de la Nación N° 4 FRAY LUIS BELTRAN. Desde 1962 hasta el 17 de setiembre de 1964 el CONET le impuso el nombre de ENET (F) N°: 4 “FRAY LUIS BELTRAN” y por Resolución N°: 1196C/64 se la llamó E.N.E.T. “Tte. 1° de ARTILLERIA FRAY LUIS BELTRAN” de Capital Federal, denominación que rigió hasta el 4 de setiembre de 1966.

Por Resolución N°: 120 -I- del 18 de Agosto de 1966 el CONET le impuso la denominación, que rigió hasta la fecha de su transferencia a la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires: E.N.E.T. N°: 25 DE CAPITAL FEDERAL “Tte. 1° de ARTILLERIA FRAY LUIS BELTRAN”.

De acuerdo a las constancias obrantes en el Libro de Inspección de la Escuela en el Acta del 10 de agosto de 1966, se dictaban las siguientes especialidades. Mecánica, Formación de Operarios (Ayudantes Químicos y torneros),Cultura General, Industria del Calzado, Ayudantes de Laboratorio Química Industrial.

 Extraído de la Revista del 50 aniversario de la Institución

Barrio de Balvanera
El mítico barrio que fuera glosado por el poeta y narrador, Jorge Luis BORGES, en las estrofas de la “Milonga de Jacinto Chiclana”, en las que este personaje legendario camina por una esquina cualquiera y hace culto ...
Educación Técnica
Gracias a las crónicas coloniales se puede apreciar el nacimiento y desarrollo de la artesanía y su respectivo aprendizaje en el Río de la Plata. Los maestros españoles llegados con ...
Fray Luis Beltrán
Hijo de una francés, Luis Bertrand, y de la sanjuanina María BUSTOS, nació en San Juan el 7 de setiembre de 1784, probablemente en una de las carretas donde viajaba su familia que se trasladaba desde esa provincia al ...